Consejos & Conservación

Cuidado de las perlas

Para que las perlas conserven y mantengan su textura y color por mucho tiempo, le recomendamos lo siguiente:

Cuando usted usa joyería con perlas, hay que evitar que perfumes, productos elaborados en base de alcohol y aceites entren en contacto con ellas. Las perlas provienen del mar y por tanto no les gusta que se les deshidrate.

La aplicación de productos para el cabello Laca / Lociones / Perfumería pueden degradar con el tiempo a una perla fina y poner la PERLA en opaca y seca.

Los spray para cabello, perfumes y lociones se deben aplicar en la persona antes de usar la joyería. De lo contrario la PERLA sufre desgaste y se maltrata.

La joyería que posee PERLAS (anillos, collares, pulseras, Aretes, entre otros) deben de guardarse en bolsitas de tela suave, 100% algodón.

Hay que evitar colocarlas junto con la demás joyería sin la debida protección, ya que esto las puede dañar.

Las perlas son seres vivos mucho más suaves que el metal, y este las puede rayar y maltratar.

Para hacer la limpieza de las perlas, se ofrecen líquidos especiales, sin embargo usted en su casa lo puede hacer de la siguiente manera:

*Enjuagarla primeramente con agua, ojala purificada, para evitar contacto de las sales y el cloro con las PERLAS.
*Posteriormente colocar una pequeña cantidad de jabón neutro en la palma de la mano y aplicarlo suavemente a las perlas con los dedos.
*Si las perlas están muy sucias puede aplicar un cepillo de cerdas (suave) y con movimientos gentiles se limpia la pieza.
*Por último enjuague las perlas con agua fría y secarlas usando una toalla de textura suave.

¿Cómo mantener las perlas sanas?

Materiales:

Sal fina
Lienzo o paño húmedo
Bicarbonato en polvo

Procedimiento:

*Proceder a la limpieza de las perlas, humedeciendo un trozo de lienzo o paño en agua fría y espolvoreando con bastante sal fina.
*Colocar las perlas sobre la mitad del lienzo o paño y cubrir con la otra mitad, proceder a frotar las perlas una por una entre los dos lienzos o paño. Retirar el exceso de sal con un lienzo o paño seco y limpio.

Conclusión: Mientras las perlas no estén en uso, conviene guardarlas en un saco de tela fina.
Si se sabe dar cuidados a la Perla, esta puede durar muchos años.

¿Cómo detectar perlas falsas?

Saber con exactitud si las perlas son legítimas no es tarea fácil, pero las perlas disponen de ciertas características que las hacen diferenciar:

La perla verdadera tiene un tacto arenoso, la perla de imitación es un tacto liso, similar a la textura del plástico. Un truco es morder delicadamente la esfera hasta notar dicha textura arenosa.

Utilizar una lupa, se coloca la perla sobre una lupa de 10 aumentos para notar en la perla verdadera una textura de grano fino y en la falsa una textura de grano grueso.

Comparar los pesos, aunque se trate de pequeños accesorios, es posible notar un peso algo más generoso en la perla real, que en la falsa.

Las imitaciones de perlas pueden ser varias. Son muchas las formas en las que se pueden crear perlas de imitación, tales como bolas de cristal huecas que contienen cera por dentro, de plástico, de cristal sólido.

Las perlas falsas suelen no disponer ninguna impureza o mancha en su esfera, mientras que las originales pueden presentar alguna pequeña suciedad por ser un producto de la naturaleza.

Otra opción es la prueba de precios, comparar costos entre la perlas originales con las meras imitaciones.

Actualmente, se pueden crear perlas que se parecen a la original, pero el brillo de la real es más tenue. Casi siempre las falsas no muestran el nácar natural suavemente formado que presentan las perlas auténticas.

Las perlas de imitación, son utilizadas para uso infantil, en juegos de creación de bisutería para niñas. Se nota mucho que son de plástico y parecen de juguete.

Las perlas con el núcleo de cristal son las que más se usan en bisutería. Tienen la ventaja de que se pueden obtener de muchos colores diferentes adaptándolos a la moda mejor que con las naturales.

Así que a la hora de elegir un accesorio diseñado con perlas, tome en cuenta lo mencionado, para no ser parte de una moda de imitación.

¿Cómo evitar el deterioro de las perlas?

Las perlas, al ser gemas con un origen orgánico, pueden dañarse fácilmente, por lo cual hay que llevar un buen cuidado y limpieza para consérvalas. Algunos tips para evitar su deterioro:

1. Se deben poner después de aplicarse el maquillaje y el perfume.
2. Luego de utilizar las perlas hay que pasarle un paño de textura suave, como el usado con los lentes. Siempre limpiarlas antes de guárdalas. Para más efectividad, cada cierto tiempo cuando se observe que han perdido propiedades, limpiarlas con un paño mojado.
3. Evitar el contacto de la perla con cualquier sustancia que pueda ser irritante y nocivo.
4. No las guarde en bolsas de plástico.
5. Utilizar una solución especial como removedor de grasa.
6. No limpiarlas con alcohol.
7. Nunca ducharse con las joyas de perlas.
8. Conservarlas en un lugar con temperatura constante.
9. Mantenerlas aisladas de otras joyas.
10. Sumergir cada cierto tiempo las perlas en agua de mar o bien en agua de río.

Es imposible garantizar la vida de una perla por un tiempo determinado. Algunas estadísticas estiman de 100 a 150 años de duración como promedio.

No cabe duda de que un buen cuidado ayuda a la conservación de las perlas.

Recuerde que las perlas por su fragilidad requieren ser tratadas con más cuidado, todas son susceptibles de ser dañadas por productos químicos, como los cosméticos, o bien por golpes o simple suciedad.